Semblanza

Eduardo Santos Cay nació en Fajardo, Puerto Rico.

Cursó sus estudios primarios y secundarios en las escuelas públicas de Juncos, donde siempre ha residido. En éstas estudió música con los distinguidos profesores: don Ramón Collado y don Herminio Morales.

Perteneció a los puestos 249 y 270 de los Niños Escuchas de América. Recibió de manos del arzobispo de San Juan, Monseñor Davis, la medalla "Ad Altare Dei", medalla que la Iglesia Católica le otorga a los Niños Escuchas que cumplan con los requisitos. Fue monaguillo en la Parroquia de La Inmaculada Concepción, en Juncos.

Sus estudios universitarios los hace en la Universidad de Puerto Rico, obteniendo un Bachillerato en Artes con una especialización en Ciencias y Matemáticas. Su práctica docente la hace en la Escuela Superior Vilá Mayo, en Rio Piedras, donde enseñó Ciencias Físicas.

Se inicia formalmente como maestro en el 1964 en la Escuela Superior Einstein en San Juan, enseñando Biología y Química. De aquí pasó a la Escuela Intermedia Matías González en Gurabo, en la que enseñó Matemáticas. En el 1965 enseña Biología en la Escuela Intermedia Fulgencio Piñero en Juncos. En esta escuela organizó un laboratorio para realizar proyectos de ferias científicas.

En 1970 fue uno de los maestros voluntarios que enseñó cursos de ciencias a los residentes del Hogar CREA de Juncos.

En el 1972 enseña en la Escuela Superior Alfonso Díaz Lebrón en Juncos y colabora con la facultad de ciencias en la organización de un campamento de Ecología.

En 1973 fue reclutado como maestro interno del Centro de Currículo de Humacao. Aquí trabajó en la evaluación de los materiales curriculares del Programa de Ciencias Naturales del Departamento de Instrucción Pública de Puerto Rico. También colaboró en la preparación de guías para maestros y en las pruebas de evaluación de los cursos del Año Escolar Continuo.

Regresa a la sala de clases y enseña los cursos de ciencias en la Escuela Pedro Rivera Molina en el Barrio Valenciano de Juncos.

Pasando de nuevo a la Escuela Alfonso Díaz Lebrón, traza mapas de las posiciones del Cometa Halley para el uso de la comunidad escolar y para sus compueblanos. Aquí diseña y construye un reloj solar con el que logra enseñar conceptos de mecánica sideral.

En la Escuela Superior Isabel Flores participó en la organización de un salón dedicado al uso de recursos audiovisuales. También inició con la bibliotecaria, un proyecto de conservación de trabajos sobresalientes hechos por los estudiantes. Desarrolló un programa en lenguaje básico de computadoras, para determinar las posiciones de los astros en mapas siderales con proyecciones estereográficas. Publicó mapas en los que se señalaban eventos astronómicos que podían ser observados desde nuestra localidad. En esta escuela diseñó un programa de tutoría para enseñar Astronomía y Meteorología y combinó las Bellas Artes con las Ciencias Naturales al promover certámenes de carteles en los que se ilustraban conceptos científicos.

Eduardo ha sido Ministro Extraordinario de la Palabra y la Eucaristía, llevando la Palabra de Dios a los enfermos y a las comunidades rurales de su parroquia.

Entre sus pasatiempos están: escribir poemas, cultivar plantas ornamentales, hacer observaciones astronómicas con su telescopio, realizar tareas con su computadora, tomar fotos y sobre todo desempeñarse como abuelo.

En 1986 fue honrado como Maestro del Año del Distrito Escolar de Juncos, Maestro del Año de la Región Educativa de Humacao y Maestro del Año de Puerto Rico.

En 1987 fue distinguido por la Fundación Pro Enaltecimiento del Maestro Puertorriqueño. En ese mismo año también recibió el reconocimiento del Concilio Puertorriqueño de Calidad de Vida. Ha sido distinguido como Valor del Año en el Área de Educación por sus compueblanos junqueños.

Eduardo está casado con la profesora Milagros Flores Maldonado y es el padre de Eduardo, Carlos, Milagros y Alicia.

Hoy en el retiro está compartiendo su tiempo con su familia y con su comunidad.


© 2000

MiBatey.com